El abismo fiscal en Estados Unidos.

Publicado por en Lunes, noviembre 12, 2012

Banca y Finanzas | Destacados | Economía | Teoría

Con la economía China desacelerandose y las economías europeas que siguen sin salir del hoyo en el que están, ahora la economía mundial tiene que enfrentarse al gran problema que se le avecina a los estadounidenses a finales de año: el abismo fiscal (fiscal cliff en inglés).

El abismo fiscal es el término popular utilizado para referirse al dilema al que el gobierno de Estados Unidos se enfrentará a finales de 2012. El “abismo fiscal” es un enorme grupo de aumentos de impuestos, recortes de gasto y cancelación de deducciones que se implementarían el 1 de enero de 2013 en EE.UU. si el Congreso no interviene aprobando la emisión de mayor deuda (lo que depende a su vez de que se presente un nuevo plan para abatir el déficit fiscal). El conjunto de recortes supondría un impacto negativo sobre la economía de unos 750.000 millones de dólares, el 5% del PIB de EE.UU., según Deutsche Bank, Barclays y Goldman Sachs.

En Estados Unidos, para poder realizar emitir deuda se debe de tener la aprobación del Congreso. Anteriormente, el Congreso tenía que aprobar todos y cada uno de los créditos. Pero ante las necesidades que surgieron debido al disparo del gasto de la primera guerra mundial, se implemento el concepto de “techo de deuda”. Con esto, el Departamento del Tesoro puede pedir prestado hasta un determinado máximo, siendo este máximo el llamado techo de deuda, y éste es aprobado por el congreso. Una vez que el gobierno alcanza ese techo, no puede pedir prestado ni un dólar más sin la aprobación del Congreso.

En las últimas administraciones, en especial con la de Bush, el déficit fiscal se disparó, llegando hasta un 10% en 2009, manteniéndose cercano a esos niveles en los últimos años.

El dia 31 de Julio, el presidente Barak Obama y el presidente del congreso John Bohner dieron anuncio a la Ley de Control de Presupuestos de 2011, en la cual se incrementaba el techo de la deuda. Sin embargo, también se introducían toda una serie de recortes automáticos de gasto y toda una serie de aumentos de impuestos que entrarían en vigor a partir del 1 de enero de 2013.

Si no se llega a un acuerdo fiscal entre republicanos y demócratas, el 2 de enero de 2013 el Presupuesto norteamericano estará secuestrado, es decir, se pondrán en marcha esos aumentos de impuestos y recortes por ley.

El aumento de deuda y el aumento de liquidez en el mercado han traído consigo una depreciación del dolar, mejorando la competitividad de las exportaciones estadounidenses.  De igual forma, y ante la cantidad de deuda estadounidense en el mercado, se ha dado un desplazamiento del resto de emisores hacia posiciones cada vez más constreñidas. De ahí que un aumento en la emisión de deuda estadounidense no sea visto con optimismo desde Europa, pues reduciría la cantidad de compradores dispuestos a hacerse de bonos europeos (con mayores márgenes de riesgo).

Por ahora no se ve una salida a la crisis internacional, y el”fiscal cliff” o un aumento de deuda tendrán efectos negativos a nivel internacional, solo nos queda esperar a la resolución del Congreso y tener las mejores expectativas…


Alejandro Gomez Lopez

Estudia economía en la Facultad de Economía de la UNAM. Entre sus principales intereses se encuentra: el sistema financiero, el desarrollo y crecimiento económico y la economía laboral.

Más artículos por

comments powered by Disqus